Destacadas, Getafe

La Fiscalía General del Estado alerta sobre los vertidos de aguas fecales en Getafe y de la presencia de E.Coli

impulsa-vertidos (1)

GETAFE – La Fiscalía General del Estado ha emitido un contundente y demoledor informe en relación a los vertidos ilegales de aguas residuales procedentes del barrio de Perales al río Manzanares, un asunto que fue denunciado por el partido localImpulsa Getafe y que ha colocado al Ayuntamiento de Getafe en una difícil situación.

En base a este informe, fechado el 29 de marzo y al que ha tenido acceso Getafe Actualidad, queda acreditado que los vertidos de aguas fecales se vienen realizando directamente al río “desde un colector sin autorización procedente de una estación de bombeo abandonada”, propiedad del Ayuntamiento.

En este sentido, la Fiscalía se hace eco de un informe emitido por el Seprona en el que se analizan varios puntos del vertido y que arrojan conclusiones contundentes y preocupantes. Así, en la muestra que la Guardia Civil toma más próxima al origen de los vertidos, y que se caracteriza por “el fuerte olor a aguas fecales y su coloración marrón”, se determina que existe una frecuencia de vertido de 6,21 litros por segundo.

En relación a los parámetros microbiológicos de estas muestras, se ha detectado un nivel “elevadísimo” de E.Coli, una peligrosa bacteria que demuestra la presencia de aguas fecales y que en la salud humana “puede generar nauseas, vómitos, fuertes cólicos, diarrea, fiebre…”.

Asimismo, la Fiscalía General del Estado recuerda que el vertido se realiza “dentro del Parque Regional del Sureste, en zona de Reserva Natural”, y que el decreto 27/1999 por el que se aprueba el PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque) “prohíbe en esas zonas el vertido de todo tipo de residuos líquidos o sólidos de forma incontrolada, así como las emisiones contaminantes”.

De hecho, la presencia de multitud de bacterias relacionadas por la emisión incontrolada de aguas residuales sin tratar al río Manzanares podría afectar no solo a la salud humana, sino también, y sobre todo, a la fauna y flora existente en esta zona de la ciudad.

Sanciones e imputaciones

A raíz de la querella presentada por este asunto por Impulsa Getafe, ha trascendido que la Confederación Hidrográfica del Tajo viene sancionando por esta cuestión al Ayuntamiento de Getafe desde el año 2005, con sanciones de entre 3.000 y 49.993,8 euros por vertidos susceptibles de contaminar.

De hecho, la primera analítica se tomó en 1995, por lo que los vertidos se vendrían realizando desde hace 24 años.

Tras la denuncia de Impulsa, el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número de 3 de la localidad citó a la alcaldesa, Sara Hernández, y a al concejal de Sostenibilidad, Urbanismo y Vivienda, Jorge Juan Rodríguez Cornejo, para ser oídos “en calidad de querellados” en sede judicial, una citación que fue aplazada posteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies