Alcorcón, Destacadas, Móstoles

Alcorcón y Móstoles reclaman entrar en el proyecto piloto de paradas «a demanda» autobuses

PARADAS A DEMANDA

Los ayuntamientos de Alcorcón y Móstoles reclamarán al consejero de Transportes, Movilidad e infraestructuras, Ángel Garrido, que se incluya a estas ciudades en el proyecto piloto de paradas a demanda para mujeres y menores en autobuses interurbanos nocturnos, que ya está activo.

Las dos corporaciones han mandado cartas insistiendo en su petición. Desde el Ayuntamiento de Alcorcón exponen que es una medida que aporta seguridad a colectivos como mujeres y menores y sostiene que no fueron informados debidamente de su puesta en marcha. No obstante, solicitaron participar en esta iniciativa en su fase inicial pero su demanda «no fue atendida».

Por eso, en la misiva mandada por este Ayuntamiento también piden reunirse con el consejero con vistas a «conocer los detalles de este proyecto» y el motivo, «si existe alguno, por los que ha sido excluido a Alcorcón».

Por su parte, en el caso de Móstoles también trasladarán su solicitud a Garrido durante la reunión que tienen previsto celebrar el próximo 18 de febrero.

Hasta ahora, la medida puesta en marcha por el Ejecutivo regional y que tiene como objetivo aportar mayor seguridad a los usuarios, se ha lanzado en varias líneas que cubren los municipios de Leganés y Fuenlabrada, Las Rozas, Pinto, Valdemoro y Parla, entre la medianoche y las 6 horas.

De hecho, hoy mismo se han dado a conocer los resultados que establecen que el proyecto piloto ha sido utilizado por 41 personas en su primera semana de funcionamiento. Los días que más peticiones se han cursado han sido del jueves al viernes y del domingo al lunes y las líneas que unen Madrid-Parla (27 personas) y Madrid-Fuenlabrada (8 personas) las que más han utilizado este sistema.

Según el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, «está teniendo una acogida razonablemente buena por parte de los usuarios», recordando de que este piloto les va a permitir recopilar datos «para poder ajustar el protocolo de funcionamiento y el sistema a las necesidades que detectemos en los viajeros, así como ampliarlo a otras líneas si fuera necesario».

Esta fase tendrá una durabilidad de tres meses y cada 15 días los operadores de las líneas de autobús deberán remitir al Consorcio un informe de cada una de las que participa. Además, el pasado 27 de enero -día en el que arrancaba la medida para mujeres y menores de edad que lo soliciten — Garrido, no descartaba poder extender el sistema a otros colectivos vulnerables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies