Destacadas, Leganés

El CD Leganés entra en el Olimpo y deja a Zidane contra las cuerdas

LEGANÉS – Con apenas año y medio en la élite del fútbol nacional, el CD Leganés sigue escribiendo páginas de su historia con letras de oro.

De la mano de un Asier Garitano que empieza a llamar a golpes a la puerta de clubes de mayor enjundia, el equipo pepinero entró en la noche de ayer en los anales de la historia de la Copa del Rey, a costa de un Real Madrid que pecó de exceso de confianza tras el 0-1 logrado en Butarque días atrás.

Zidane, empeñado en dar opciones a lo que se ha venido a llamar “segunda unidad”, introdujo en el campo a Ramos y Benzema para darles minutos de cara a la eliminatoria de Champions donde el Madrid tenía ya depositadas sus esperanzas tras el fracaso manifiesto en Liga.

Con todo, y con el ánimo de una noche tranquila en Concha Espina, saltaron los dos conjuntos al terreno de juego con diferentes planes: el cuadro local a tirar de calidad (Isco, Asensio, Lucas y Benzema en ataque) y el visitante con un planteamiento valiente y dispuesto a dar guerra, apostando por Pires en el doble pivote y con Beauvue, Amrabat y El Zhar en punta.

Lo anunció Mantovani en la previa: quien dé por muerto al Leganés, es que no conoce a este grupo. Eraso aprovechó en el primer tiempo un error en cadena de la zaga madridista para anotar un auténtico golazo que batió a Casilla y que dejaba en tablas la eliminatoria.

El gol, sin embargo, no pareció alterar los planes de unos y otros. El equipo de Zidane, además, lograría nada más volver de vestuarios el 1-1 que dejaba un poso de calma en el ambiente, una calma relativa, eso sí, ya que el Leganés aun estaba a un solo gol de la clasificación.

Fue Gabriel Pires, el jugador con más talento del plantel pepinero, el que aprovecharía un saque de esquina para elevarse por encima de la defensa local y pegarle de cabeza (y con el alma) para llevar el delirio a Leganés, hasta ayer el hermano pequeño de los equipos de Madrid y desde hoy el posible brazo ejecutor de un Zinedine Zidane al que se le acaba el crédito.

Sea como fuere, los de Garitano están en semifinales de Copa y ya nadie puede arrebatarles el derecho a soñar con la gran gesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies