Alcorcón, Destacadas, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Otros

La Comunidad diseña un plan para que las farmacias puedan hacer test de antígenos a la población asintomática

La Comunidad de Madrid ha elaborado un plan para que las oficinas de farmacia de la región, con carácter voluntario, puedan realizar en sus instalaciones test de detección del virus SARS-CoV-2, los conocidos como test de antígenos, a los ciudadanos interesados en someterse a esta prueba, y siempre que no presenten síntomas, en cuyo caso tendrán que acudir siempre a un centro sanitario.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha presentado el plan de esta iniciativa, que cuenta con dos modelos: realización de pruebas tras el cierre al público del establecimiento o farmacia con circuito de acceso a la zona de test. También servirá de apoyo al Gobierno regional en su estrategia de cribados poblaciones que desde finales de septiembre realiza para el diagnóstico rápido del coronavirus en las zonas básicas de salud (ZBS) con alta incidencia.

El plan se ha diseñado en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) y la Asociación de Empresarios Farmacéuticos de Madrid (ADEFARMA).

La Consejería de Sanidad ya ha presentado esta iniciativa al Ministerio de Sanidad, tal y como fue solicitado para su revisión; y se pondrá en marcha una vez obtenga el visto bueno del Gobierno central.

Así, solamente los farmacéuticos (titulares, adjuntos, regentes o sustitutos de una oficina de farmacia) acreditados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid podrán realizar los test de antígenos.

Previamente deberán obtener la acreditación tras superar un curso de actualización de conocimientos en coordinación con SEFAC.

Según el municipio donde se encuentre y de su infraestructura, la farmacia se podrá acoger a uno de los dos modelos diseñados para realizar pruebas.

Las farmacias que las realicen durante su horario de apertura deberán disponer de un circuito de acceso a la zona acotada donde se realice la prueba. Por otro lado, aquellas que opten por realizar las pruebas tras el cierre al público, facilitarán el horario específico para tal fin.

En todo caso, las oficinas contarán con una zona específica para realizar las pruebas, que se desinfectará después de cada una y deberá disponer de ventilación natural o mecánica. Además, en una zona previa a ese espacio, tendrán que tener un punto de información para la entrega de documentación, información sanitaria y recomendaciones higiénico-sanitarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies