Destacadas, Móstoles

Denuncian el desalojo de una mujer negra y un menor de un autobús de Móstoles

MÓSTOLES – La organización SOS Racismo Madrid denunció el pasado lunes la expulsión de una mujer y su hijo de cuatro años de un autobús de la empresa SAMAR en Móstoles por la Policía Municipal a petición del conductor por «exceso de aforo», a pesar de que disponían de billete.

Según el comunicado emitido por SOS Racismo, la mujer, de Guinea Ecuatorial y residente en Camarena, Toledo, disponía de un billete de ida y vuelta para desplazarse, sin embargo, al subirse en el último autobús se encontró con que estaba lleno, estando prohibido en estos trayectos viajar de pie en el autobús.

La mujer subió y se quedó dentro del vehículo esperando que se les ofreciera una alternativa, o que la empresa enviara otro autobús, no disponiendo de otro modo de transporte hasta su localidad, acudiendo la Policía Municipal para mediar, tratando de convencer a la mujer de que abandonara el autobús.

Tras la negativa de la mujer a quién, según este comunicado, no se ofreció ningún tipo de alternativa para realizar el trayecto, los agentes trataron «de bajarla a la fuerza».

Móstoles apoya a la Policía tras el desalojo

Tras la denuncia emitida por SOS Racismo los sindicatos con representación en la Policía Municipal de Móstoles han afirmado que la intervención de varios agentes para que la mujer y su hijo bajasen del autobús el pasado 5 de enero fue » ajustada a derecho».

Los sindicatos policiales afirman que «había muchas más personas en la parada que se tuvieron que bajar del autobús, entendiendo los motivos, excepto estas dos personas», confirmando que la mujer sí disponía de billete.

Tras la «reiterada negativa y desobediencia a los agentes», procedieron a expulsarlos, momento que fue grabado por una pasajera y ha sido difundido en los medios, motivo por el cual desde los sindicatos han anunciado que » se va a estudiar emprender acciones legales» contra los medios de comunicación que han difundido las imagenes y contra la autora del video «por el uso que ha hecho de las imágenes».

En este sentido, la concejal de Seguridad de la localidad, Beatriz Benavides, defendió la actuación de la Policía Municipal afirmando que «los agentes actuaron de forma correcta tras insistir durante noventa minutos a la mujer para que bajara del autobús» y que «no hubo racismo de ningún tipo» en la actuación policial, respaldando el comunicado emitido por los sindicatos policiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies