Destacadas, Fuenlabrada

Arrecian las críticas contra el Gobierno de Fuenlabrada por su servicio “pionero” de desinfección de los comercios con ozono

Las críticas hacia el Gobierno de Fuenlabrada por la puesta en marcha de un servicio «pionero» de limpieza y desinfección de los comercios de la localidad con máquinas de ozono han trascendido a las fuerzas políticas Pleno.

El pasado 4 de mayo, el Consistorio informó de que operarios municipales “supervisados por el servicio de Bomberos” iban a comenzar estas labores con 20 máquinas de ozono adquiridas por el Ayuntamiento de la ciudad para “garantizar un comercio seguro para todos los vecinos de Fuenlabrada”.

Un día después, el grupo municipal de Vox alertó sobre el impacto que podría tener para la salud de las personas. En su escrito, la formación liderada por Isabel Pérez cuestionaba la idoneidad de esta práctica en base a criterios sanitarios. Según señalaban, el propio Ministerio de Sanidad apuntaba en un documento que “hay sustancias biocidas –como el ozono- que se encuentran en evaluación en la Unión Europea”, y advertía que no se puede aplicar en presencia de personas.

El texto también alertaba de que, “al ser una sustancia química peligrosa, puede producir efectos adversos”, afectando a la vía respiratoria y pudiendo producir irritación de piel y daño ocular; e instaba a ventilar “adecuadamente” el lugar desinfectado antes de su uso. Por último, Sanidad advertía que los biocidas “pueden reaccionar con sustancias inflamables”, pudiendo producir “reacciones químicas peligrosas al contacto con otros productos químicos”.

La última voz de alarma llega desde el mundo sindical. En una nota fechada el pasado 13 de mayo y a la que ha tenido acceso Actualidad Sur, la sección sindical de Comisiones Obreras (CCOO) del Ayuntamiento de Fuenlabrada apuntala las dudas ya planteadas.

El sindicato subraya que la efectividad de la desinfección con ozono “no está demostrada contra el COVID-19, pudiendo crear una sensación de falsa seguridad”. CCOO se basa en diferentes informes de entidades como Quirón Prevención –empresa de prevención de riesgos laborales que trabaja con el Ayuntamiento de Fuenlabrada-, la Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA), el Instituto de Investigación en Combustión y Contaminación Atmosférica de la Universidad de Castilla-La Mancha o el ya mencionado Ministerio de Salud.

Unanimidad de los expertos

Todos ellos avisan de los peligros de la utilización del ozono para estas labores. Por ejemplo, SESA directamente “desaconseja el uso en la desinfección del aire y superficies frente al coronavirus”, entre otros motivos, porque “al no haber sido evaluada aún por la Unión Europea para su uso como desinfectante de uso ambiental, se desconocen las dosis necesarias para garantizar su eficacia como viricida y los efectos para la salud que estas concentraciones pueden desencadenar”.

Más contundente en palabras y argumentos se muestra el Instituto de Investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha. Según se puede leer en el documento de CCOO, exponen que el ozono es “una sustancia tóxica y es un compuesto ‘indeseable’, que puede afectar al sistema respiratorio y agravar enfermedades respiratorias crónicas como el asma, siendo uno de los contaminantes vigilados en las redes de vigilancia de la calidad del aire porque es importante que no se superen ciertos valores”.

El Instituto no limita ahí sus apreciaciones. También entra en el uso de las máquinas de ozono para desinfectar espacios cerrados. Citando a la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA), señalan que “si se usa en concentraciones que no exceden los estándares de salud pública, el ozono aplicado al aire interior no elimina eficazmente virus, bacterias, moho u otros contaminantes biológicos”. Con ello, deducen que “para eliminar estos elementos habría que utilizar concentraciones por encima de los límites permitidos, siendo perjudiciales para la salud”.

A tenor de estos informes, CCOO deja patente que no es partidario de la utilización de ozono como desinfectante contra el coronavirus, si bien asumen que la decisión corresponde al equipo de Gobierno y, “una vez tomada”, el sindicato debe velar por que “estos trabajos se realicen con total seguridad para los trabajadores que lo desarrollan”, para lo cual solicitan una relación de informes como el que justifique “la necesidad de uso del ozono como desinfectante” o los protocolos que se están llevando a cabo en los trabajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies