Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Desplácese hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Trabajadores de la planta de Coca Cola de Fuenlabrada se manifiestan por el cumplimiento de las sentencias

Trabajadores de la planta de Coca Cola de Fuenlabrada se manifiestan por el cumplimiento de las sentencias
Actualidad Sur

FUENLABRADA- Parte de la plantilla del Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL) de Coca Cola de Fuenlabrada se ha manifestado hoy, desde la Audiencia Nacional hasta el Tribunal Supremo, para exigir el cumplimiento de las resoluciones judiciales por parte de la multinacional, cuyos trabajadores denuncian que siguen sin cumplir supuestamente la sentencia ratificada por el Tribunal Supremo, ha informado en un comunicado CCOO.

La manifestación ha estado encabezada Jaime Cedrún, secretario general de CCOO.

Fuentes cercanas a la empresa han manifestado que no hay incumplimiento de las resoluciones. En concreto, la Audiencia Nacional avaló en un auto distado el 30 de septiembre de 2015 la reapertura de la planta de Fuenlabrada como Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL).

Parte de la plantilla de esta planta se queja de que el auto de ejecución de dicha sentencia sigue, según CCOO, sin cumplirse como corroboró la Inspección de Trabajo en junio de este año, y, según manifiesta CCOO, “la empresa pretende modificar sustancialmente las condiciones, utilizando el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores”.

CCOO pide a Coca Cola que abra el espacio de diálogo para que entre todas las partes se puedan solucionar los problemas ocasionados por los incumplimientos para que pueda ponerse fin a un conflicto que dura ya tres años.

“No hay incumplimiento de la sentencia”

Desde la empresa, sin embargo, afirman que “no se está realizando un incumplimiento de la sentencia”. Los magistrados de la Audiencia Nacional estimaron por unanimidad que la readmisión de los trabajadores en la planta de Fuenlabrada fue “regular” puesto que se les mantiene “milimétricamente” en las mismas categorías profesionales, los salarios y horarios que tenían antes de que la fábrica se convirtiera en centro logístico.

Los magistrados subrayan en su auto la clara disposición para la pacificación del conflicto de Coca Cola en un “proceso que ha cumplido escrupulosamente la ejecución provisional e la sentencia”.

Además, manifiestan que los trabajadores de esa factoría “han obtenido todos los objetivos que eran posibles” como son los empleos, los salarios y los horarios, y, aunque se han modificado sus funciones, se produjo dentro de los límites de la movilidad funcional ordinaria y constituye la solución “más razonable” para la liquidación del conflicto.

La empresa, según las fuentes consultadas, ha mantenido puntualmente informada a la Audiencia Nacional y a la Inspección de Trabajo, tanto del nuevo modelo organizativo como del procedimiento legal seguido.

Dejar un comentario