Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Desplácese hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Son fructíferos los convenios municipales con empresas en Getafe?

¿Son fructíferos los convenios municipales con empresas en Getafe?
Actualidad Sur

GETAFE – El Gobierno local de Getafe, y en concreto la alcaldesa, Sara Hernández, se está esforzando particularmente de un tiempo a esta parte en evidenciar su acercamiento al tejido empresarial con la sucesión de actos y la firma de acuerdos y convenios para el fomento de la contratación.

Las ordenanzas fiscales aprobadas de forma inicial y de ejecución a partir del 1 de enero del próximo año recogen una penalización para las empresas de la ciudad en forma de incremento del IAE, lo que quizá explique este acercamiento por parte del Ejecutivo municipal a un sector molesto con este aspecto en particular.

Cabe preguntarse cuál es la repercusión real de estos convenios sobre la población en situación de desempleo de Getafe, una incidencia que se adivina escasa si nos atenemos a los datos de paro registrados en las últimas fechas en la localidad, que ha llegado incluso a liderar en alguna ocasión la lista de ciudades de la zona sur de la región con mayor crecimiento del desempleo.

Por ello, salvo por el mero y banal hecho de aparecer en las fotografías institucionales junto a los empresarios con presencia en la localidad, es exigible que el Gobierno local ponga realmente en marcha los mecanismos a su alcance para hacer de este tipo de convenios y de su relación con el tejido empresarial de la ciudad una herramienta fructífera que repercuta positivamente en los ciudadanos.

En las últimas fechas se han sucedido los actos con empresas radicadas en la ciudad o con actividad en la misma, evidenciados con la firma de acuerdos de colaboración entre ambas instituciones y con el objetivo, a priori, de fomentar la contratación de desempleados de la localidad. Sin embargo, no hay datos fidedignos que reflejen con exactitud de qué forma estos convenios están suponiendo la opción real para los vecinos de acceder al mercado laboral.

Tampoco queda claro cuál es el apoyo real del Ayuntamiento hacia las empresas locales y en qué medida el Gobierno local apuesta por éstas como proveedoras de productos o servicios municipales.

Y menos claro aún queda el motivo por el cuál primero Juan Soler y ahora Sara Hernández suscriben convenios con las mismas compañías, en parecidos (si no iguales) términos. El exalcalde, de hecho, firmó en el pasado estos acuerdos con las mismas empresas con las que ahora lo hace la actual regidora, sin que quede acreditada cuál es su verdadera utilidad.

No obstante, y teniendo en cuenta lo anterior, es deseable que el Gobierno local de Sara Hernández sea capaz de traducir esta sucesión de actos y firmas en verdadera generación de empleo para una ciudad que lo necesita por su especial idiosincrasia.

Dejar un comentario