Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Desplácese hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

La cooperación empresarial más allá de nuestras fronteras

La cooperación empresarial más allá de nuestras fronteras
Actualidad Sur

La internacionalización empresarial sigue siendo una asignatura pendiente para nuestras empresas, y desde Jóvenes Empresarios siempre hemos reivindicado la necesidad de facilitar la cooperación empresarial entre Estados como una alternativa de negocio. Todos, aunque estamos a gran distancia, y separados por el océano Atlántico, tenemos los mismos problemas en algún momento de la vida de nuestras empresas, y el compartirlos nos ayuda, además de poder aprender de las experiencias de otros, y a evitar caer en los mismos errores.

Organizaciones nacionales como CEAJE, internacionales como la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios, FIJE, la organización europea YES FOR EUROPE, y G20YEA,  son hoy, si cabe, más importantes, pues ante realidades económicas y sociales muy dispares las experiencias de cada país en la resolución de sus problemas nos pueden servir a los demás para implementar esos modelos ya probados satisfactoriamente. Son tan necesarias estas organizaciones que tienen clara la necesidad de emprender desde la escuela, que se debería promover un cambio cultural que favorezca el desarrollo de los rasgos propios del espíritu emprendedor; capacidad creativa, de asunción de riesgos, de liderazgo, de motivación, de comunicación, de negociación, de toma de decisiones, de planificación.

Sabemos que es en tiempos de crisis cuando pueden surgir las buenas ideas, nuestra mente se agudiza y se desarrolla nuestra creatividad, pero para llevarlo a cabo necesitamos un marco óptimo, en todo el espacio internacional, que nos apoye y que divulgue el valor de ser empresario, y que sea capaz de cambiar la imagen del empresario en nuestras sociedades.  Es fundamental que se lleve a cabo este cambio de mentalidad, y que se genere confianza. Para ello, es prioritario dejar ver al que fracasa como un estigma social, porque todos tenemos derecho a equivocarnos. Y para este cambio social, todas nuestras Asociaciones de Jóvenes Empresarios internacionales, nacionales y locales son claves en el impulso a esa nueva mentalidad tan necesaria.

Desde CEAJE apostamos por la creación de un portal documental por sectores y países que sean estadísticamente los más demandados para importar y exportar, con información básica sobre normativas, aspectos relevantes del país, productos y servicios principales. También nos gustaría la creación de un pasaporte internacional empresarial dotado de criterios objetivos y requisitos transparentes para su obtención.

Aún queda mucho camino por recorrer. Lamentablemente, la financiación sigue siendo el principal problema para emprender; no entendemos por qué en España, querer generar riqueza y empleo supone un cargo económico por adelantado. El acceso al apoyo financiero, no solo para poner en marcha el proyecto empresarial, sino para asegurar la supervivencia de las empresas ya creadas, es nuestro principal obstáculo. En muchos casos, y a la hora de renovar los créditos, nos encontramos con que las condiciones empeoran.  La falta de crédito sumado a la morosidad hace que para muchas empresas la situación de tesorería sea insostenible.  Necesitamos potenciar y hacer eficaces las SGR. Hay que hacer más accesibles los fondos ICO, y conseguir mediante alguna fórmula que las empresas viables puedan aunar su deuda a corto y medio y pasarla a largo plazo, el retraso de tres trimestres del pago del IVA para la pyme, exención de impuestos, exención del pago por aumento del capital,  en definitiva un sinfín de medidas que eviten que las empresas estemos lastradas continuamente por la carencia de tesorería. En cuanto a avales, echamos de menos un sistema de avales públicos efectivo y eficaz para complementar el mercado financiero y aliviar la responsabilidad empresarial excesiva en los primeros años de lanzamiento.

Tampoco podemos olvidar las trabas burocráticas: los retrasos en el Registro Mercantil y en la concesión de licencias aún sitúan a España entre los países con mayores dificultades para iniciar un negocio.

La situación política también afecta a la inversión de fuera hacia España y viceversa. Los empresarios necesitamos escenarios políticos de estabilidad.

Emprender, generar riqueza y empleo, no debería costar dinero. Deben de armonizarse las cotizaciones sociales en Europa, proporcionarlas acorde a los ingresos netos del joven empresarios, hay que fomentar el espíritu emprendedor, que se pueda aprender a emprender desde todos los niveles educativos y todas las situaciones sociales. Culturalmente nos encontramos con determinados patrones sociales y culturales que frenan la asunción de riesgos. Hay que combatir el miedo al fracaso y su estigmatización hacia aquel que se equivoca, porque en nuestro país fracasar sigue siendo una barrera, mientras que en otros países, como Estados Unidos, se valora más a aquel que ha fracasado alguna vez porque le avala la experiencia de no volver a cometer los mismos errores, con lo que se transmite más confianza.

Confiamos en que este año sea un avance en todos estos aspectos y que se reconozca al empresario de una vez por todas como el verdadero motor de desarrollo socioeconómico.

Dejar un comentario