Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Desplácese hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Jesús Santos, portavoz Ganar Alcorcón: “Alcorcón necesita un proyecto económico y un modelo de ciudad”

Jesús Santos, portavoz Ganar Alcorcón: “Alcorcón necesita un proyecto económico y un modelo de ciudad”
Actualidad Sur

Los municipios han de ponerse al servicio de los vecinos y vecinas. Esto significa que han de responder a sus necesidades económicas, sociales y democráticas. Sin embargo, en el municipio de Alcorcón ninguno de estos tres ejes se han visto satisfechos. Alcorcón necesita un proyecto de ciudad que cree un marco para su progreso; para el progreso y el bienestar social de todas y todos.

La coyuntura económica sigue sin ser completamente favorable. Existe aún una enorme inestabilidad económica, a pesar del período de crecimiento económico coyuntural en el que nos encontramos inmersos. Esto sigue alejando a la población trabajadora de la capacidad de consumo de que disponía antes de la crisis económica de 2007.  Además, sigue persistiendo una elevada tasa de paro en Alcorcón.

Ante esta situación, el Gobierno municipal del Partido Popular no ha dado respuestas reales para la dinamización de la economía del municipio. Sus políticas han basculado entre la recepción de inversiones privadas en el sector de las grandes superficies, sinónimas de precariedad laboral, y de los anuncios de proyectos que finalmente fracasaron o nacieron fracasados, y cuyo fin era servir a la propaganda.

Alcorcón necesita un proyecto económico y un modelo de ciudad. Nuestro municipio necesita un cambio en la orientación de sus políticas para industrializarlo y erigirse como un referente en I+D+i. De esta manera será posible crear un empleo de calidad y fomentar el desarrollo de todo tipo de PYMES, al calor de las riquezas creadas por una industria de alto valor añadido.

La búsqueda de la rentabilidad en el actual marco dificulta las inversiones. Por contra, las necesidades de empleo son acuciantes. Alcorcón no escapa a esta lógica general que sacude nuestro país con sus más de 11.000 parados registrados (mayor es el número real), máxime cuando las políticas municipales de inversiones y de empleo escasean o son casi nulas.

En el mejor de los caos, los vecinos y vecinas de Alcorcón obtienen empleo por las inversiones realizadas en otros lugares de la región o se incorporan a empleos fragmentados, a tiempo parcial, temporales, con bajos salarios, etc, en nuestra localidad.

El Ayuntamiento, como institución más cercana a la población debe actuar con responsabilidad; debe acometer las políticas y las inversiones públicas necesarias para asentar un tejido económico tecnológico y de alto valor añadido. Debe ser el principal dinamizador de la economía y del empleo. Y, así, debe crear el marco para que, en torno a este, puedan atraerse, también, las inversiones privadas.

Esta es la base para, igualmente, acabar con el modelo de gestión municipal fundamentado en la austeridad, que lleva instalado en Alcorcón desde hace 6 años. Este ha conllevado la pérdida de empleo público, la cual ha redundado en un empeoramiento de los servicios públicos en Alcorcón y un deterioro acelerado de la ciudad. Es evidente que estas políticas del Partido Popular, rechazadas por todos los grupos de la oposición, ha repercutido negativamente en el bienestar social. Y la absoluta falta de diálogo social y democrático ha impedido la adopción de todo tipo de soluciones que los grupos políticos han ofrecido e, incluso, acordadas en forma de mociones en el máximo órgano de representación: el Pleno de la Corporación.

El Gobierno del Partido Popular ni tan siquiera ha dado cumplimiento a las partidas presupuestarias acordadas con el grupo Ciudadanos, por las que este apoyó la aprobación de un presupuesto municipal para 2016 presentado con más de medio año de retraso. Alcorcón necesita la implementación de políticas dirigidas a la recuperación y potenciación de los servicios públicos y unas políticas sociales que cubran las necesidades de los vecinos y vecinas de la localidad.

Tales son las perspectivas que tenemos en relación a la crisis políticas que el dañino Gobierno municipal del Partido Popular, encabezado por un alcalde, David Pérez, que la ciudadanía no se merece. Y tales perspectivas han de materializarse en base a los acuerdos políticos mínimos alcanzados con el PSOE e IUCM-LV para una posible moción de censura que destituya a un alcalde y a un Gobierno municipal que ya se encuentran amortizados y que son un obstáculo para el progreso en Alcorcón.

Dejar un comentario