Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Desplácese hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Condenan a un año y seis meses de prisión a José María Arteta por las ‘tarjetas black’ de Caja Madrid

Condenan a un año y seis meses de prisión a José María Arteta por las ‘tarjetas black’ de Caja Madrid
Actualidad Sur

MÓSTOLES- La Audiencia Nacional ha decidido imponer condenas de entre tres meses y seis años a todos los acusados por las tarjetas opacas de Caja Madrid.

Entre los 65 nombres que aparecen en la sentencia, de 259 páginas y de la que ha sido ponente la juez Teresa Palacios, se encuentra el que fuera alcalde de Móstoles entre 1995 y 2003, José María Arteta, quien ha sido condenado a un año y seis meses de prisión por apropiación indebida al hacer uso de una de las ‘tarjetas black’, con la que llegó a gastar 139.000 euros.

José María Arteta fue Consejero de Caja Madrid por el partido socialista.

En su declaración ante la Audiencia Nacional, aseguró que si hubiera sabido que era ilegal lo habría denunciado y afirmó que siempre la usó para actividades relacionadas con la entidades como “reuniones sobre inversiones en municipios”, aunque también en “comprar libros, ropa y calzado, gasolina y gastos personales”, de forma, dijo, acorde a su puesto de consejero.

La sentencia, conocida apenas semanas después de que el pasado día 2 el juicio quedase visto para sentencia, no es firme, ya que las partes pueden presentar sus respectivos recursos de casación ante el Tribunal Supremo,

Otros condenados relacionados con Leganés

Junto a Arteta, han sido condenados por la Audiencia Nacional dos viejos conocidos de la política local de Leganés, concretamente Ramón Espinar y Pablo Abejas.

Espinar, padre del actual secretario general de Podemos en Madrid, fue alcalde de Leganés entre 1979 y 1983 con solo 25 años. La Audiencia considera probado que se apropió indebidamente de 178.000 euros, siendo condenado a un año de prisión.

Por su parte, Pablo Abejas fue portavoz del PP de Leganés y ha sido condenado a dos años de prisión por un delito de apropiación indebida valorado en 246.000 euros.

Dejar un comentario