Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Desplácese hacia arriba

Arriba

Sin comentarios

Caos en los consorcios urbanísticos de la Comunidad de Madrid

Caos en los consorcios urbanísticos de la Comunidad de Madrid
Actualidad Sur

La situación en los Consorcios Urbanísticos de la Comunidad de Madrid en el sur de la región empieza a ser caótica y llena de despropósitos.

Algunos consorcios, más de un año y medio después de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid tomara posesión, siguen sin tener un director-gerente; en otros el nombramiento ha recaído sobre personas con escaso conocimiento del funcionamiento del mercado de suelo y del desarrollo del mismo; en otros se juntan múltiples circunstancias, como es el caso de Tecnogetafe, donde se ha producido la jubilación del Gerente, nombrado apenas hace un año.

Ayer mismo, el alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, anunciaba que el Ayuntamiento de la localidad no recepcionará el polígono de El Bañuelo hasta que el Gobierno autonómico no aclare la forma concreta en la que se comercializará el suelo en este enclave, que permanece en estado de semi bloqueo desde hace más de una década.

En Tecnogetafe, la situación es parecida. Este parque empresarial no vende terrenos a empresas desde hace más de 30 meses, con otro agravante: el pasado 2 de agosto, el Consorcio sacó a concurso la enajenación de 16 parcelas con una extensión global de 68.600 metros cuadrados y un precio de licitación total superior a los 8,4 millones de euros. A dicha enajenación sólo concurrió una empresa, que licitó dos parcelas por valor de 1,2 millones de euros y que sigue esperando desde entonces a que Ayuntamiento y Comunidad de Madrid den luz verde a su instalación. El resto de parcelas no han podido ser vendidas, quedando desiertas tras vencer el plazo el 22 de septiembre.

En Carpetania, también en Getafe, no se barrunta ni por asomo la posibilidad de desarrollo a corto plazo, dado que toda la segunda fase se encuentra sin urbanizar y, por lo tanto, hace inviable la posibilidad que se instale ninguna empresa a corto-medio plazo.

En Leganés Tecnológico, el Consorcio acumula 13 años para construir una rotonda y toda la segunda fase continúa en el aire, dado el interés de la Comunidad de Madrid en que se anule y se comience de nuevo toda la tramitación administrativa para implementar la citada segunda fase.

En Móstoles Tecnológico, se da la misma atonía comercializadora. Trabas, desidia y el transcurso del tiempo hacen casi imposible la ubicación de nuevas empresas.

A todas estas circunstancias se suma que alguno de ellos son deficitarios y las administraciones consorciadas tienen que asumir en sus presupuestos y con el dinero de todos los vecinos nuevas aportaciones a los mismos para que puedan seguir languideciendo.

Es necesario que la administración regional y los ayuntamientos implicados se preocupen y ocupen urgentemente en dar una solución a esta caótica situación de los parques empresariales en el sur de la Comunidad de Madrid.

Dejar un comentario